INICIO MINISTERIO HISTORIA LEGISLACIÓN PROGRAMAS CULTURALES EVENTOS   Informe sobre el Bloqueo 2013
 
 
Introducción
Programa Nacional del Patrimonio
Programas Ramales
Programas Territoriales
Programas Especiales
 

Resultados alcanzados

El impulso que personalmente ha dado la máxima dirección del país a un conjunto de programas especiales en distintas esferas del arte y la cultura han constituido, sin dudas, un importante aliento a la obra que desarrollan artistas, creadores y el sistema de instituciones. Algunos de sus resultados son:

Surgió Universidad para todos, antecedente del Canal Educativo, con los temas de Apreciación Literaria, como ampliación y difusión de la experiencia generada por un prestigioso escritor cubano. De ese momento a nuestros días, muchos son los creadores, intelectuales y artistas reconocidos que han brindado lo mejor de sí en estos cursos, sobre la música, la danza, las artes plásticas y otros remas, conscientes de la repercusión cultural y social que tiene este hecho sin precedentes.

El apoyo al desarrollo del programa audiovisual desde las casas de cultura, dotadas con un equipo de televisión y video, fue una de las primeras acciones desarrolladas en los territorios. Proyección en diferentes horarios de la programación de Universidad para todos y debates de películas y de materiales son actividades que con fines educativos se desarrollan para contribuir a la formación fundamentalmente de las más jóvenes generaciones.

Las colecciones de arte universal y cubano han circulado por todos los municipios del país. Se han presentado sus muestras en instituciones culturales y docentes, centros de trabajo, unidades militares, entre otros espacios y se han promovido charlas, visitas dirigidas y conferencias, además de su divulgación por los diferentes medios provinciales y municipales.

La reapertura del Museo Nacional de Bellas Artes en agosto del 2002, con dos nuevos edificios constituyó un hecho trascendente para la apreciación de la historia de las artes visuales en Cuba y la protección y conservación del patrimonio artístico del país.

Se abrió el Taller de Cerámica de Ciego de Ávila, con el objetivo de producir y comercializar obras en este soporte.

El Programa Editorial Libertad benefició al sistema de bibliotecas públicas con la asignación de colecciones de enciclopedias atlas y diccionarios, que han tenido un amplio alcance social.

La asignación de computadoras con acceso a correo electrónico a todas las direcciones municipales, permitió la extensión de la informática hasta ese nivel y las condiciones para la creación de editoriales territoriales. Al cierre del año 2004, 158 Direcciones Municipales de Cultura tienen acceso a Internet y 166 poseen páginas web.

El programa de ediciones territoriales impulsado por Fidel, ha permitido dar respuesta a la creación intelectual en todo el país. Esto, a la vez, ha fomentado el reconocimiento a los escritores en el lugar donde residen y favorecido su vínculo con las instituciones del territorio. La publicación de libros en los territorios se ha estabilizado. La distribución y circulación nacional de esta producción permite la presencia en todo el país de los libros publicados en cualquiera de las editoriales de provincia.

La estabilidad alcanzada en la producción editorial y la aparición de las Bibliotecas Familiares han proporcionado a la población y en especial, a los niños y jóvenes, el contacto necesario con lo mejor de la literatura cubana y universal, lo que se ha convertido en un nuevo momento para el fomento y la promoción del hábito de lectura.

El extraordinario impacto cultural, social y político alcanzado con la realización de la Feria Internacional del Libro, que ya en el 2005 se extendió a 35 ciudades de todo el país moviliza a los autores y lectores de todas las esferas de la vida nacional, y permite extender esta experiencia a nuevas ciudades del país.

De gran importancia para el desarrollo de la música de concierto fue la reapertura del Teatro Auditórium Amadeo Roldán. Relevantes agrupaciones y directores nacionales y extranjeros se han presentado en sus dos salas de forma permanente, lográndose con ello un público estable y heterogéneo. En coordinación con el MINED se han organizado conciertos didácticos por parte de la Orquesta Sinfónica Nacional para estudiantes de los niveles primario y secundario, experiencia que comienza a extenderse a otras provincias con las agrupaciones sinfónicas y de cámara que integran los catálogos de los Centros Provinciales de la Música.

Una importante experiencia ha constituido la labor para la recuperación de las orquestas sinfónicas, encaminado al desarrollo nacional de la llamada música de concierto. El perfeccionamiento en el trabajo de ubicación de graduados y un plan nacional de visitas de directores invitados constituyen tareas sostenidas y jerarquizadas. Las seis orquestas sinfónicas existentes participaron en el año 2004 en el Primer Encuentro Nacional de estas agrupaciones, evento que alcanzó una alta repercusión por su calidad y diseño y concluyó con un gran concierto dirigido por el maestro Leo Brouwer, con la participación del trovador Silvio Rodríguez, en la Plaza de la Revolución José Martí.

Las bandas de música, por tradición, han llenado un espacio importante del tiempo libre de la población en el ámbito comunitario, fundamentalmente los fines de semana, y aún en los momentos más difíciles del período especial, estas agrupaciones, en su mayoría, mantuvieron su vitalidad, a pesar de la situación de los instrumentos musicales y de completamiento de sus plantillas, lo que llevó al Instituto Cubano de la Música a trazar una estrategia para la extensión del movimiento de bandas a nivel municipal. Se inició en Granma el concentrado con 320 educandos que integrarán 13 bandas de ese territorio. Esta experiencia ha servido de referente a todas las provincias del país que deben acometer la creación de nuevas instituciones de este tipo. Se forman actualmente, las bandas infantiles de los municipios Bayamo y Manzanillo en Granma y Sagua la Grande y Remedios en Villa Clara.

Un movimiento sin precedentes es el programa de cantorías. El movimiento nacional lo integran 127 coros de municipios de las 14 provincias con 3 540 niños. A ello se suman 655 coros con 11 099 integrantes atendidos por las casas de cultura. Se destaca la participación de 116 cantorías con 3 170 niños en los principales teatros del país el 2 de enero.

Artistas y creadores e instituciones culturales trabajan, desde el año 2000, en la formación de instructores de arte, en las escuelas creadas en cada provincia del país, que ya en el año 2004 contaron con sus primeros 3237 graduados, incorporados ya al trabajo en las escuelas.

La apertura de una nueva sede para la Escuela Nacional de Ballet, con su correspondiente efecto en la ampliación de las matrículas y en las condiciones para la formación especializada ha sido de relevante importancia. Significativo impacto social en la capital tienen los talleres vocacionales desarrollados por este centro con una matrícula de 4050 niños de todos los municipios capitalinos.

Las siete nuevas escuelas de nivel medio profesional de Artes Plásticas en diferentes provincias, que se sumaron a las existentes, han contado con el apoyo y participación de los creadores de las artes plásticas.

También nuestros artistas plásticos se han insertado en otros programas de la dirección del país, contribuyendo con su obra a la conformación de ambientes agradables y con valores artísticos en escuelas de trabajadores sociales, de enfermería, de instructores de arte, de maestros emergentes, de artes plásticas, así como en la Universidad de Ciencias Informáticas.

Con el propósito de desarrollar producciones audiovisuales para niños adolescentes y jóvenes, se ha realizado una importante inversión de las nuevas instalaciones para los Estudios Fílmicos de Animación, dotado con las más modernas tecnologías.

Nuevas sedes para agrupaciones artísticas como el Teatro Lírico Nacional, la compañía infantil La Colmenita, el Ballet Lizt Alfonso y otras, enriquecen el quehacer cultural.

En otros programas de alta prioridad también se inserta el trabajo de la cultura: el apoyo a la universalización de la enseñanza superior; el desarrollo de diferentes acciones dirigidas a las personas con discapacidad y proporcionar la continuidad de estudios a jóvenes egresados de los cursos de superación integral en los territorios para su desempeño como promotores culturales, así lo evidencian.

Otros resultados se expresan en:

El creciente prestigio y poder de convocatoria de la vanguardia intelectual cubana.
La participación de nuestros artistas en importantes momentos del acontecer cubano, en actividades de solidaridad internacional y en acciones culturales en el exterior.
Los reconocimientos nacionales e internacionales alcanzados por instituciones, artistas y estudiantes de arte.
La ampliación y diversificación de la programación artística y cultural
El estreno de importantes eventos para el público cubano y el desarrollo de festivales y otras citas que enriquecen nuestro panorama cultural
Los avances en la investigación y la superación profesional
Los vínculos con la UNEAC la AHS, el sindicato nacional y el fortalecimiento de las relaciones con las organizaciones no gubernamentales que se desempeñan en la cultura.
Los esfuerzos en la planificación y ejecución de inversiones, reparación y mantenimiento de nuestras instituciones.
La continuidad en la tendencia al incremento del presupuesto por habitante del sector cultura y arte en la subordinación local.

 
 
 
Ministerio de Cultura de la República de Cuba Calle 2, entre 11 y 13, Vedado, CP 10400
Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, Cuba.

[Contáctenos]